Con el pasar del tiempo el sol emite muchos más efectos dañinos para la piel. A causa del deterioro de la capa de ozono los rayos UV entran de forma directa, ocasionando fuertes afecciones. Las temperaturas elevadas pueden traer problemas a corto plazo como quemaduras en la piel o la famosa insolación. Para prevenirlo te contamos algunos consejos para tomar el sol y protegerse, de esta manera no te perderás la diversión del verano y te mantendrás saludable. 

Desde la clínica de cirugía estética en Málaga no solo nos encargamos de contribuir a la resolución de problemas y a garantizar tu salud. Además, entendemos la necesidad de mantenerte informado, por ello en este artículo encontrarás los mejores métodos para cuidar tu piel del sol:

1. Horas adecuadas para tomar el sol

Antes de disponerte a tomar el sol deberás conocer cuáles son las horas adecuadas. Durante el día existen horas en donde la exposición de los rayos UV y UVB son nocivas para la piel, por ello es necesario reducir el tiempo total bajo el sol. Evitar esta exposición desde las 11 a las 16 horas es lo ideal, ya que en este momento los rayos caen de forma perpendicular en la tierra y el sol es mucho más fuerte. 

Incluso, en los días nublados es necesario cumplir con este horario, ya que las nubes no detienen el paso de los rayos UV como muchas personas suponen. En contraparte, con las precauciones necesarias el sol es una excelente fuente de vitamina D, esencial para mantener los usos sanos. 

2. Utilizar protector solar de forma asertiva

Tal y como su nombre lo podría adelantar, el protector solar es una medida idónea para cuidar la piel de los rayos del sol. Pese a ello es necesario determinar cuál es el factor de protección solar o FPS que necesitarás. Esto lo podrás determinar según el tiempo de exposición al sol, los cuales se deben multiplicar según este tiempo. Por ejemplo, un protector solar de 20 permite exponerse al sol 20 minutos como si fuera solo 1 minuto. 

Es decir, los factores de protección solar ofrecen un incremento en el tiempo de tolerancia a los rayos solares, sobre todo los UVB. Además, es necesario saber que su aplicación debe ser antes de los 30 o 45 minutos de exposición al sol. 

3. Emplear gorros o sombreros

Aunque pudiera parecer una recomendación insignificante existen muchos accesorios que podrían protegerte del sol de forma efectiva. Un buen ejemplo de ellos recae en los gorros o sombreros, al salir a la calle una de las áreas más afectadas por el sol es el rostro. Además, esta zona es una de las más propensas en la generación de manchas. 

Por otra parte, las gafas oscuras o de sol también son idóneas, puesto que estos cristales pueden absorber la radiación ultravioleta. 

4. Evita cosméticos con perfumes

Además de los aspectos antes mencionados, es necesario evitar la aplicación de cosméticos con perfumes si estarás expuesto al sol. Estos reaccionan a un efecto fototóxico produciendo manchas importantes en la piel. De hecho, dentro de esta lista también se encuentran los jabones con color y perfume. 

Aunque las personas deciden tomar el sol con fines estéticos, existen muchos otros procedimientos estéticos que podrían contribuir con una piel mucho más nutrida y jovial. Por ejemplo, la cirugía estética ha propuesto muchos mecanismos como el lifting facial, con el cual podrás eliminar o disminuir en gran escala las arrugas.

Si deseas obtener más información sobre el resto de tratamientos que puedes realizar en tu piel con el fin de ofrecer una mejor estética, no dudes en contactar con nosotros, estamos para servirte. 

Call Now Button